Sugerencia de experiencia

En la mesa, como en la vida, hay que saber parar. Puede ocurrir que, una vez te has puesto fino, quede algo de comida en el plato. ¡No la tires! En Armando hemos diseñado estas recetas para que recicles nuestros guisos con audacia y gusto.

Ensalada con carne

Corta en finas tiras el escalope sobrante, añádele tomate de huerta y cebolleta, alíñalo con aceite, vinagre y una pizca de sal.

Pizza de escalope

Coge tu escalope frío, extiende sobre él tomate frito casero, espolvoréalo con queso y mételo al horno 5 minutos a 180º.

Torreón de pollo

Prepara una base con parte del escalope de pollo que ha sobrado. Pon champis laminados sobre ella y extiende una capa de tomate frito. Añade un poco de queso. Haz tantos pisos como pollo tengas. Cuando esté listo, gratínalo en el horno un par de minutos.

Crema de lentejas

Si trituras las lentejas, añades alguna especia exótica (comino en polvo, un curry…) y un poco de aceite, obtendrás una deliciosa crema Esaú.

Ropavieja de callos

Saltea un poco de cebolla (o puerro) y pimiento en una sartén. Añade garbanzos cocidos (los de bote son perfectos) y rehoga todo ello con los callos (y sus salsa, claro) de Armando que te hayan sobrado.

Alcachofas con arroz

Trocea las alcachofas Armando que te hayan sobrado y rehógalas de nuevo en una sartén mientras, en un cazo, hierves un puñado de arroz. Cuando ambos estén listos, mézclalos… ¡y a comer!

sello_logotipo_escalope_armando

Ponte fino.